Iguala: las fosas no eran de estudiantes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Gobierno de Guerrero
    La noticia dio esperanza a los padres: ninguno de los cuerpos exhumados de cinco fosas comunes en el sur de México pertenecía a los 43 estudiantes.

    TIXTLA (México) - La noticia dio esperanza a los padres: ninguno de los cuerpos exhumados de cinco fosas comunes en el sur de México pertenecía a los 43 estudiantes que llevan casi tres semanas desaparecidos tras enfrentamientos con la policía. Las autoridades mexicanas hicieron el anuncio el martes, señalando que había 14 detenidos más por la desaparición de los jóvenes, que la fiscalía atribuye a policías mexicanos que se sospecha trabajaban con un cártel de narcotráfico. "Hay una luz de esperanza de que están con vida", comentó Clemente Rodríguez, padre de Cristian Alfonso, de 19 años, uno de los desaparecidos. El joven acababa de matricularse en la escuela Raúl Isidro Burgos, en la zona de Ayotzinapa de Tixla, una localidad en el estado sureño de Guerrero. Los forenses siguen haciendo pruebas a los demás restos encontrados, y las autoridades han localizado una décima fosa común, señaló en una rueda de prensa el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam. Los 14 agentes detenidos confesaron haber participado en la desaparición, dijo Murillo Karam. Por el momento se ha detenido a 50 personas, la mayoría policías.

    Los últimos son agentes de Cocula, municipio vecino a Iguala, donde se produjeron los enfrentamientos. Tanto el alcalde como el jefe de policía de Iguala siguen prófugos y están acusados de lazos con el cártel local, Guerreros Unidos, que se cree trabajó con la policía en la desaparición de los estudiantes. La pandilla controla el tráfico de drogas en Guerrero y Morelos.