Experto: "Milagroso" que nadie muriera

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El choque de un tren del metro de Chicago que se descarriló y ascendió por la escalera de la estación en uno de los aeropuertos con mayor actividad en el mundo pudo haber sido mucho peor y de consecuencias fatales si no hubiera ocurrido en la hora y la forma en que sucedió, dijo un experto en transporte.

    Representantes de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por sus siglas en inglés) regresarán el martes al Aeropuerto Internacional O'Hare.

    Autoridades federales investigan las causas del accidente en el que un tren del metro de Chicago se saliera de las vías alrededor de las 3 a.m. del lunes, recorriera una plataforma de concreto y se estrellara contra una escalera eléctrica muy utilizada por viajeros y trabajadores que se dirigen al Aeropuerto Internacional O' Hare.

    "Es un milagro que nadie muriera", dijo Joseph Schwieterman, un experto en transporte en la Universidad DePaul.

    Si el accidente hubiera ocurrido en la mañana, cuando los trenes suelen estar llenos y la escalera está repleta de personas que van al aeropuerto O'Hare, mucha más gente haría resultado herida y muy posiblemente muchos habrían muerto.

    En el choque más de 30 personas sufrieron heridas que no ponen en peligro sus vidas.

    "Un tren proyectándose contra la escalera llena habría sido el peor escenario", dijo Schwieterman.

    "Cuando un peatón de golpeado por un tren el resultado suele ser fatal".

    El sindicato que representa a la operadora del tren dijo que el cansancio pudo haber influido en el accidente, sugiriendo que la operadora pudo haberse dormido.

    La operadora, quien no ha sido identificada, comenzó a trabajar a las 8 pm el domingo pero había trabajado muchas horas extras recientemente, dijo el presidente de la sección local del sindicato Robert Kelly.

    La NTSB no ha presentado sus conclusiones sino que analizará los frenos del tren, las señales y otros factores en el accidente.