Especial: Devoción al Señor de los Milagros

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La imagen del Cristo moreno de Pachacamilla, el patrón del Perú, es un Jesús entregado a la muerte pero para sus creyentes es el Cristo de la salvación.

    La procesión del llamado Señor de los Milagros es la celebración religiosa más grande de los peruanos en el mundo. La imagen recorre las calles limeñas todos los años desde 1687.

    Video: Especial: Devoción al Señor de los Milagros

    Video: Especial: Devoción al Señor de los Milagros
    (Publicado jueves 6 de noviembre de 2014)

    En Chicago, en la iglesia de San Ignacio (6559 N. Glenwood Ave., en Chicago), los peruanos y creyentes cuentan con una réplica de la imagen original.

    Hilda y su familia viajaron desde Cleveland, Ohio, para participar y agradecer los milagros recibidos.

    “Cuando llegué a este país hace más de 30 años pedí tanto para tener a mi familia aquí. Y la tengo, tengo a mi madre, a mis hermanos y esa es la fe que siempre me une al señor”, dijo Hilda.

    Cuenta la historia que fue pintada en una pared de adobe desde hace más de 400 años por un esclavo angoleño.

    “Lima es una tierra muy accidentada. Hubo un terremoto y se destruyó la ciudad, pero menos el cuadro del señor”, señaló Olga Pino.

    Los creyentes dicen que la imagen permaneció intacta incluso años después del terremoto cuando autoridades ordenaron la destrucción del cuadro. Lo que no se pudo cumplir por la supuesta intervención milagrosa del mismo cristo.

    Lo más emblemático de esta celebración es cuando la imagen sale de la iglesia en procesión.

    Marco ha cargado la imagen por 15 años, junto con las cuadrillas de hombres de la hermandad del señor de los milagros quienes la trasladan acompañados de música, canticos y un leve vaivén perfectamente sincronizado para no perder el paso.

    “Yo prometí cargar todos los años y trabajar para que esta hermandad siga adelante para que la fe nos llene, para estar unidos, para que todo sea por un buen camino”, señaló Marco.

    Los hábitos morados son símbolo de la penitencia, además portan los llamados "detentes" pequeños pedazos de tela con la imagen de cristo, similar a los usados en el siglo 19.

    Es importante, esto es nuestro tipo de cultura, esto viene de generación a generación en la familia. Yo tengo mucha fe en el señor de los milagros, lo sigo mucho porque mi familia, mis padres me lo inculcaron.

    Casi al final de la tarde, la imagen regresa a la iglesia. No sin antes disfrutar de un baile con marinera, típica música peruana.

    Después ya adentro, a rodearse de silencio y de pedidos de los devotos que esperan su milagro sea cumplido, y tener la esperanza de regresar y celebrar el próximo año.

    La imagen es venerada el tercer domingo de octubre en la iglesia san Ignacio de chicago en la misa del medio día.