El Capo también voló un avión