Casa Aztlán lucha por su edificio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Los dirigentes de la organización Casa Aztlán tienen poco más de dos semanas para comprobar que no recibieron notificación de que el edificio que alberga su sede sería subastado. Esa fue la decisión de un juez tras una audiencia realizada el jueves.

    El futuro del histórico inmueble es incierto, ya que recientemente la propiedad fue subastada y a un inversionista de bienes raíces.

    En la audiencia del jueves, el abogado de Casa Aztlán, logró aplazar el cierre de la venta del inmueble alegando que sus clientes no fueron notificados de la venta del edificio, y aunque el abogado del banco a cargo de la subasta, MB Financial, dijo que se les entregó dicho documento, no pudo comprobar que se firmó la nota de recibo.

    A pesar de la amenaza de perder el inmueble y demás problemas financieros, Carlos Arango, director de Casa Aztlán, dijo que el enfoque actual es salvar el edificio y no descarta que de perder la sede buscarán alternativas para seguir sirviendo a la comunidad.

    En corte, también estuvieron los abogados de Corona Investments, la compañía de bienes raíces que adquirió el edificio de Casa Aztlán cuando fue subastado. Los abogados dijeron en corte que su cliente quiere tomar posesión de la propiedad de inmediato.

    La próxima audiencia se llevará a cabo el lunes, 26 de agosto.