Batalla entre prostitutas y policía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LONDRES- El Soho, un barrio de Londres famoso por su actividad nocturna, teatros y tiendas eróticas, mantiene en pie de guerra a trabajadoras sexuales y policía por un plan inmobiliario que podría alterar su carácter bohemio. Las mujeres que ejercen en la zona -unas 50, según el Colectivo Inglés de Prostitutas (ECP, siglas en inglés)- creen que la imagen del barrio, uno de los más turísticos de la ciudad, se está degradando cada vez más debido a los planes de una gran inmobiliaria para construir oficinas y tiendas en un edificio donde actualmente hay una veintena de pisos de citas. La disputa llegó a su punto álgido el pasado miércoles cuando, en plena actividad, la policía desalojó el edificio. El ECP calificó el desalojo como "una persecución hacia las mujeres que estaban trabajando". En unas declaraciones a Efe, la portavoz del ECP, Cari Mitchell, dijo que Soho es "una zona segura para las prostitutas y si las echan de sus sitios de trabajo se verán obligadas a ejercer en la calle o en la periferia de la ciudad". Mitchell también alertó del riesgo para estas mujeres de trabajar al aire libre, diez veces más peligroso que hacerlo en un piso. Sin embargo, la Policía informó a Efe de que la ley no permite utilizar una propiedad privada como un burdel y que "se tomarán medidas siempre que esta condición se vulnere". En este contexto, Mitchell admitió que las mujeres "se ven obligadas a desafiar la ley para poder trabajar" y aseguró que "varios jueces han dado la razón a las trabajadores del sexo para que puedan ejercer en el interior de las casas de citas". La Policía Metropolitana de Londres también informó a Efe de que se están utilizando "tácticas para hacer frente a los problemas de delincuencia y ayudar a las trabajadoras del sexo vulnerables o que necesiten asistencia", un aspecto que no comparten los defensores de las trabajadoras sexuales, que acusan a la policía de "presionar a los propietarios" para echar a las prostitutas. Por esta razón, las mujeres y varias asociaciones sociales preparan movilizaciones, como una reciente celebrada bajo el lema "No nos echen a la calle. Salvemos el Soho" ya que, según denuncian, hay otros edificios de casas de citas que están en peligro de desalojo. "Hemos de gritar y denunciar que se está actuando de manera canalla para cambiar la imagen del Soho", dijo a Efe María, originaria de Alicante y que trabajó como "streeper" en este barrio hasta 2010. La inmobiliaria Soho States cuenta con un plan de regeneración del edificio desalojado, que reemplazará los establecimientos de sexo para convertirlo en oficinas, tiendas y restaurantes y, según informó esa agencia en un comunicado, se pretende "eliminar los problemas sociales de la zona y aumentar las seguridad". María recordó a Efe que "las autoridades se aprovechan del estereotipo que las prostitutas consumen drogas y alcohol como excusa para eliminar el carisma del barrio". Mitchell apuntó que las autoridades locales elaboraron hace un año un informe donde reconocían los buenos niveles de seguridad de la zona y apostó por una campaña a favor de no criminalizar la prostitución. Una delegación de la asociación, formada también por prostitutas, se reunirá en breve con el ayuntamiento de Westminster para iniciar un diálogo que permita paralizar el desarrollo urbanístico en la zona y evitar lo que consideran una "destrucción" del barrio donde miles de mujeres llevan trabajando desde hace décadas. "Si hay una resistencia fuerte por nuestra parte, habrá marcha atrás", constató a Efe Mitchell. El Soho es considerada la zona de prostitución más longeva del Reino Unido y mujeres de varias nacionalidades, muchas de ellas madres, ejercen cada noche la prostitución en los más de 50 pisos de citas que existen en el barrio.