Habría abandonado a bebé en cañería

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SYDNEY, Australia - Una mujer en Australia fue acusada de intento de homicidio por abandonar a su hijo recién nacido, que estuvo cinco días dentro de una alcantarilla pluvial hasta que varias personas lo escucharon llorar, dijo el lunes la policía.

    El bebé, de una semana de edad, se encontraba el lunes en estado grave pero estable en el Hospital Infantil Westmead de Sydney, un día después de que varios ciclistas lo detectaron en la alcantarilla de ocho pies de profundidad a un lado de la carretera M7 en Quakers Hill, dijo la policía en un comunicado.

    Video: Habría abandonado a bebé en cañería

    Video: Habría abandonado a bebé en cañería
    (Publicado lunes 24 de noviembre de 2014)

    El pequeño estaba desnutrido y deshidratado, pero no tenía lesiones físicas aparentes, dijo la policía.

    Para ver la galería de madres malvadas y asesinas haz clic aquí.

    Su madre, Saifale Nai, no compareció ante el tribunal para responder a la acusación de intento de asesinato. Su abogado no emitió alegato alguno a nombre de la mujer y el juez se negó formalmente a permitirle el derecho de libertad bajo fianza.

    Nai, de 30 años, procedente de Quakers Hill, continuará detenida y deberá comparecer el viernes en Sydney. Si se le declara culpable, podría enfrentar una sentencia máxima de 25 años de cárcel. "La policía afirmará que el bebé, que se cree nació el lunes 17 de noviembre, fue colocado el martes dentro de la alcantarilla", dijo la policía en un comunicado.

    El ginecólogo, obstetra y ex presidente de la Asociación Médica de Australia Andrew Pesce, dijo que el haber pasado cinco días abandonado podría dejar a un recién nacido con problemas a largo plazo, como daño cerebral. "Todavía tenemos algunas preocupaciones sobre el futuro del bebé", dijo Pesce.

    "Creo que no habría sido capaz de sobrevivir por mucho tiempo si no se le hubiese empezado a alimentar", añadió.

    El bebé abandonado estaba envuelto con una sábana de hospital. La policía utilizó los expedientes del hospital para encontrar a la madre, lo que ocurrió el domingo en la tarde. Nai fue interrogada durante horas y se le llevó brevemente a un hospital antes de que fuera acusada, según la policía.

    Los ciclistas que iban en un carril confinado de la carretera escucharon al bebé el domingo en la mañana.

    "En un principio creímos que era un gato o algo así, pero cuando fuimos al lugar escuchamos exactamente y supimos de qué se trataba", dijo David Otte al periódico The Daily Telegraph. Se necesitaron seis hombres, incluidos tres policías, para levantar la tapa de concreto de 200 kilogramos que cubría la alcantarilla, según el diario.

    La policía cree que el bebé fue metido por la estrecha apertura de la alcantarilla y tirado hasta el fondo.