1° de mayo: Alto a las deportaciones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En el 125 aniversario del Día Internacional del Trabajo, líderes comunitarios, laborales, religiosos y de derechos de los inmigrantes volvieron a marchar.

    La marcha de este año se enfocó en el impacto que las deportaciones tienen en las familias y en exigirle al gobierno federal una moratoria.

    A mediados de abril, la administración del presidente Barack Obama había deportado a dos millones de indocumentados; más que cualquier otro presidente, según los organizadores de la marcha.

    Los manifestantes exigieron que Obama use su autoridad ejecutiva para decretar una moratoria a las deportaciones y amplíe el programa de acción diferida que se creó para los jóvenes inmigrantes.

    A mediados de abril, la administración del presidente Barack Obama había llevado a cabo dos millones de deportaciones.

    La activista Elvira Arellano encabezó uno de los contingentes que partIó del Parque Harrison, 1824 S Wood St., a las oficinas de ICE, 101 W. Congress Parkway.

    Arellano hizo un recuento de las razones por las que, según ella, los inmigrantes deben continuar exigiedo una reforma migratoria.

    "El presidente Obama sí tiene el poder para poner alto a las deportaciones", dijo Arellano.

    Haz clic aquí para ver el discurso de Elvira Arellano.
    Asimismo, la tradicional marcha del Día de los Trabajadores partió del Heymarket Memorial, 175 N. Desplaines Ave., también a las oficinas de ICE.
    Los manifestantes portaron pancartas y corearon "Obama, escucha, estamos en la lucha" mientras avanzaban por las calles en medio de un dispositivo de seguridad.
    Al llegar al centro de la ciudad, los manifestantes desplegaron banderas de varios países mientras un grupo de jóvenes tocaba tambores y sonajas.
    Frente a las instalaciones de ICE, los manifestantes gritaron consignas en inglés y español exigiendo a Obama que ponga fin a las deportaciones.