Mantén las alergias alejadas de tu bolsillo

Expertos aconsejan sobre cómo gastar menos en tus medicamentos contra las alergias.

Si te organizas bien, puedes ahorrar a la hora de comprar medicamentos antialérgicos.
Si te organizas bien, puedes ahorrar a la hora de comprar medicamentos antialérgicos.
Crédito: Shutterstock
Por Salud y Bienestar y Punto. 11 de agosto de 2014

¡Aaaaaaaaachú! Estamos en primavera y no has dejado de estornudar. Te pica toda la nariz, la garganta, te duele la cabeza… Todavía faltan unos meses para que esto se acabe y tu ya has gastado una fortuna en medicamentos.
La revista Health, en su versión en línea publica una nota en la que Teri Gault, experto en ahorrar dinero y fundador de thegrocerygame.com da unos tips sobre cómo ahorrar en tus medicinas antialérgicas.
1. Imprime cupones: Puedes visitar los websites (http://www.thegrocerygame.com/app/teris-coupon-center/other-free-coupons/) de las compañías que fabrican estos medicamentos para ahorrarte bastante.


2. Compra la marca de casa: Muchas cadenas farmacéuticas tienen su propia versión de varios medicamentos con fórmulas prácticamente idénticas, y que venden a más bajos precios.


3. Usa una dosis menor: Tomarte media pastilla, en lugar de una entera puede quitarte las molestias y hacer que tu caja te dure el doble.


4. Persigue las ofertas: Compra cuando hay ofertas, usa cupones, utiliza tu “rebate”, todo al mismo tiempo para tener triples ahorros.


5. Habla con tu doctor: Pregúntale por las versiones genéricas de los medicamentos, las cuales tengan los mismos ingredientes activos, intensidad, dosis y calidad que sus marcas gemelas, según la FDA, pero que estén a menor precio. También pídele a tu médico por muestras gratis.



Sin embargo, existen más maneras de ahorrar en medicamentos en general Consumer Reports.org , te da otras ideas para que la compra de medicamentos en general no afecte tu bolsillo.
1. Solicita una tarjeta de descuento: Muchas farmacias tienen programas que permiten a los consumidores comprar genéricos por $4 dólares o calificar para un programa de descuentos para clientes de 50 o más años sin cobertura de medicamentos con receta.


2. Pide una “ayudita”: Cuando el reportero de esta publicación llamó a las farmacias para pedir precios, en menos de 10 de las 50 llamadas que hizo le sugirieron cómo bajar los precios. Alguien hasta mencionó que su doctor le estaba recetando de los medicamentos más caros. Cuando el reportero les dijo que si la farmacia podía darle el precio de la competencia, varios farmacistas aceptaron la propuesta.


3. Habla con recursos humanos: Específicamente si tu condición es crónica, pregúntale a tu compañía si está utilizando a un administrador de beneficios farmacéuticos, una compañía que ayuda a las empresas a cortar los costos de la cobertura por medicinas.