Es temporada de poros

Poros, puerros o leeks, en inglés, no importa cómo los llames, lo cierto es que son bajos en calorías y altos en vitaminas y minerales.

Poros, puerros o leeks, en inglés, no importa cómo los llames, lo cierto es que son bajos en calorías y altos en vitaminas y minerales.
Poros, puerros o leeks, en inglés, no importa cómo los llames, lo cierto es que son bajos en calorías y altos en vitaminas y minerales.
Crédito: Shutterstock
Por Salud y Bienestar Y Punto. 9 de agosto de 2014

Es temporada de poros o puerros, como se les conoce en España, y ya los empiezas a ver en los mercados de frutas y legumbres.
Este sabroso vegetal no sólo le agrega sabor a tus comidas sino que tiene grandes propiedades alimenticias.
Se cree que son originarios de Mesopotamia, en donde actualmente está Egipto, Turquía e Israel y que existe al menos desde hace 4,000 años. Hoy en día el país que más los produce y consume es Francia.
Los poros son gran fuente de fibra, así como vitaminas A, C y B6 y minerales como Potasio, Calcio, Fósforo, Sodio y Hierro. Pero no sólo eso, son también bajos en calorías.
Según la Biblioteca Nacional de Agricultura, un poro promedio contiene 73.87 gramos de agua y 54 calorías.
Al ser ricos en potasio su ingesta es recomendable en casos de retención de líquidos, enfermedades reumáticas, gotas o enfermedades del riñón y la vejiga.
También por su alta cantidad de fibra son ideales para combatir el estreñimiento, y ayuda al sistema inmunológico con la formación de anticuerpos, así como la producción de glóbulos rojos y blancos, entre otras muchas cosas.
Los puedes comer en sopa o agregárselo a otros platillos como son el pollo y la carne.