Arte Terapia: Colores que curan

El utilizar la plástica, la escultura, la música, el teatro o la danza como herramienta de sanación mental es cada vez más común.

Por medio de la pintura, los terapeutas especializados en Arte Terapia logran ayudar a sus pacientes a identificar y resolver sus problemas.
Por medio de la pintura, los terapeutas especializados en Arte Terapia logran ayudar a sus pacientes a identificar y resolver sus problemas.
Crédito: Shutterstock
Por Salud y Bienestar y Punto. 28 de agosto de 2014

Para los que están involucrados en el arte, saben que hay un efecto curativo y que libera detrás de éste. En su proceso creativo el artista saca sus emociones y las convierte en una bella pieza de arte.
Y bueno, aunque tú no seas un artista y ni siquiera sepas dibujar, existe una disciplina llamada Arte Terapia que utiliza el arte como un medio terapéutico para proporcionar a cualquier persona estos canales expresivos y creativos que lo ayuden en su desarrollo personal.
Esta disciplina que se utiliza desde hace más de 50 años en países como Estados Unidos, Canadá e Inglaterra usa distintos medios plásticos como herramientas para que cualquiera pueda expresarse, así como identificar y buscar salida a sus problemas, o simplemente encontrar una manera de relajación.
Los terapeutas enfocados en el Arte Terapia creen firmemente que muchas veces para una persona manifestar sus pensamientos y sentimientos a partir de las palabras no siempre es fácil, por lo que las imágenes son una buena herramienta para que cualquiera, con habilidades artísticas o no, saque sus emociones, frustraciones, ira o hasta sus más profundos miedos y trabaje con ellos.
El Arte Terapia se apoya con distintos tipos de disciplinas artísticas como lo son la música, la plástica, el teatro y la danza, según la situación terapéutica que se esté atravesando.
Éstas son algunas de las situaciones en las que se puede ocupar esta disciplina efectivamente para ayudar a los pacientes que atraviesan por distintos tipos de problemas
- Problemas sensoriales, físicos, motores o de adaptación social.
- Cuando existen alteraciones psíquicas, como cuando hay psicopatologías, síndrome de Down, autismo, Alzheimer, transtornos de alimentación e imagen corporal y adicciones.
- En estados de ansiedad o depresivos, inestabilidad emocional, control de estrés y refuerzo de autoestima.
- Para enfermedades prolongadas o terminales
- Con víctimas de violencia doméstica, adolescentes en conflicto, refugiados, reclusos y otros problemas de carácter social.
Si quieres saber más sobre esta disciplina visita The American Art Therapy Association.