Aprende a evitar la hinchazón abdominal

Con ciertos cuidados y eliminado algunos alimentos podrás acabar con este malestar que suele afectarte justo cuando quieres lucir fabulosa.

Algunos hábitos y eliminar ciertos alimentos te ayudarán a decir adiós a la incomodidad que causa la distensión del abdomen.
Algunos hábitos y eliminar ciertos alimentos te ayudarán a decir adiós a la incomodidad que causa la distensión del abdomen.
Crédito: ShutterStock
Por TELEMUNDO LOCAL 11 de agosto de 2014

La próxima vez que tengas un compromiso en el que quieras lucir más bella de lo acostumbrado o, simplemente, porque desees evitar malestares puedes hacer unos ligeros ajustes a tu dieta para eliminar la molesta hinchazón abdominal.


Aunado al rediseño de tu dieta, también es conveniente que incorpores ciertos hábitos que te ayudarán a evitar esa incómoda distensión abdominal. Entre ellos, aprende a comer de manera lenta, usa siempre cubiertos y huye de las comidas al frente del televisor o de tu computadora, porque así no tendrás conciencia de cuánto alimento estás ingiriendo.


Y para hacerte más sencillo el proceso, aquí te compartimos algunas sugerencias de alimentos que debes suprimir para lucir un vientre plano:



  • Aligera la proteína


Si bien la proteína es indicada en la mayoría de las dietas, opta siempre por comer pescado blanco o salmón a la plancha porque resultan más sencillos de digerir y eso facilita la digestión. Para enriquecerlos, agrégales verduras y una porción de quinoa, que es alta en proteína y, además, es rica en potasio, un nutriente que te ayuda a evitar la retención de líquido.



  • “Mastica” agua


Una de las razones por las que puedes hincharte es porque no le das a tu organismo suficiente H2O y, como una medida de prevención, tu organismo empieza a retener líquido. Así que, además de beber mínimo litro y medio de agua, suma a tu dieta alimentos ricos en agua: frutas y verduras como la sandía, melón, pepino y naranjas, que resultan muy hidratantes.



  • Bebe café


La cafeína tiene un efecto diurético, así que una taza grande al iniciar tu día te ayudará a eliminar mucho del líquido que ingieras en las siguientes horas.



  • Adiós al vino


Quizá no sea un adiós definitivo, pero sí que estés consciente de que antes de un gran evento, en el que quieras dejar a todos sorprendidos, lo más conveniente es eliminar las distintas variedades de vino de tu dieta. Y no se trata de que lo hagas por las calorías que pueda tener, sino porque el alcohol causa deshidratación, entonces tu cuerpo se aferrará a cada molécula de agua que bebas y te sentirás hinchada.
El alcohol provoca deshidratación y que el organismo retenga líquidos.



  • La sal, un enemigo ‘invisible’


Aunque cada persona puede reaccionar diferente al consumo de sal, lo cierto es que para la mayoría el sodio que contiene causa el mismo efecto que el alcohol en la retención de líquido, además de que incide en el aumento de peso. El asunto aquí, es que en muchas ocasiones el consumo de sal pasa desapercibido porque no la vemos. Así que deberás aprender a revisar las etiquetas de los alimentos para saber cuál es su contenido y disminuir el consumo de algunos otros, como la salsa de soya y los encurtidos… y otro más: el pan, que aunque no sabe salado, es una de las mayores fuentes de sodio.


El pan es una de las mayores fuentes de sodio.



  • Cena temprano


Lo ideal sería que lo hicieras alrededor de las 6 o 7pm, pero si no puedes hacerlo, procura que sea lo más temprano posible, así le darás a tu organismo tiempo para una buena digestión y te irás a dormir sintiéndote cómoda.