Cena en Nochebuena sin engordar

Te compartimos consejos prácticos e inteligentes para que en Nochebuena puedas festejar ¡sin remordimientos!

Cena en Nochebuena sin engordar
Crédito: ShutterStock
Por Telemundo Local 3 de agosto de 2014

La Navidad es una ocasión ideal para reunirse con la familia, celebrar la vida y disfrutar de una comida deliciosa. Pero a veces puede resultar difícil si estás intentado cuidar tu figura o bajar de peso.


Por eso te proponemos unos consejos para que en Nochebuena puedas festejar al máximo ¡sin remordimientos!


1. Planifica. Cuidarte de los excesos en la cena implica cierta planificación. Piensa qué comerás a lo largo del día: si llegas a la cena con mucha hambre, te será más difícil seleccionar los alimentos y las cantidades que te convienen. Comienza con un desayuno nutritivo y saludable, un almuerzo liviano pero abundante y elige frutas y cereales para picar entre comidas.


2. El secreto está en los ingredientes. Cuando prepares el menú de la noche, sustituye los ingredientes habituales por otros semejantes que sean bajos en grasa, por ejemplo: edulcorante por azúcar, puré de fruta en lugar de aceite en preparaciones horneadas…


3. La moderación. La comida será exquisita y sin dudas querrás disfrutarla sin parar. Pensarás: “es Navidad, hoy lo tengo permitido…”. Pero no, no te lo permitas. Antes de sentarte a la mesa, determina qué comerás y cuánto. Sírvete cantidades moderadas y disfruta de todo un poco.


4. Disfruta. Para disfrutar alcanzan un par de bocados, no dos platos enteros. Come despacio, mastica saboreando cada bocado. Así gozarás más de cada plato y te permitirá saber a tiempo cuando ya estés saciada.


5. Cuidado con las bebidas. Como sabes, las bebidas alcohólicas no son precisamente buenas para cuidar la silueta. Disfruta de una copa de vino o champán, brinda con tu familia, y luego cámbiate a una soda de dieta.


6. Haz ejercicios. Durante las fiestas no sólo se suele comer más sino que además es habitual dejar la rutina de ejercicios. Planifica, agenda y dedícale el tiempo que necesitas para mantenerte en forma.


7. Colabora durante la cena. Una buena idea para evitar excesos es ayudar a servir la mesa, levantar los platos, ordenar la cocina… Si te quedas sentada toda la noche con el plato enfrente será muy difícil poder resistirte. Disfruta de la cena ¡ayudando a que todos disfruten más!


8. Menos es más. No caigas en la trampa de servirte grandes porciones de platillos saludables. Recuerda que aun estos tienen calorías que se acumularán si no te mides. Durante este día come desde temprano alimentos con alto contenido de fibra para que estés más lleno durante más tiempo.


9. Un día distinto. Si eres más atrevida y quieres escapar un poco de las tradiciones, puedes planear un día diferente: celebra la Navidad con un día de actividades con tu familia en algún lugar interesante y atractivo. A la noche, prepara algo liviano y sencillo. Porque, en el fondo, de eso se trata: de pasarla en bien, en familia.


10. Quema algunas calorías. Organiza algún juego para después de la cena, como el de las sillas. De esta manera por lo menos tendrás algo de actividad física después de comer. Otra opción sería organizar un buen baile familiar, algo que nos sale muy bien a los latinos.


Se calcula que en promedio las personas ganan un par de libras durante las fiestas, no es tan dramático. Lo que sí es de pensarse, es que estás dos libras generalmente no se pierden y se acumulan año tras año.


Recuerda: Antes de hacer cualquier cambio en tu dieta o rutina debes de consultar a un profesiona de la salud.


Fuente: Eatright.org