Las Fiestas Patrias más crispadas

Entre las protestas por la reforma, el Tri con un pie fuera del mundial, la derrota de Canelo y el huracán, México vivirá su grito más crispado.

Las Fiestas Patrias más crispadas
Crédito: EFE
Por EFE 5 de agosto de 2014

MÉXICO- Un total de 4,184 agentes de la policía vigilarán en la capital mexicana las fiestas de la Independencia, que se celebrarán en todo el país, confirmó el Gobierno del Distrito Federal.
El anuncio trasciende horas después de que la Policía Federal desalojara por la fuerza a maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que protestaron durante un mes en la capital contra la reforma educativa.
Los policías serán apoyados "con 708 vehículos y un helicóptero", detalla el comunicado del Distrito Federal donde se informa de los preparativos relacionados con la ceremonia oficial del Grito de Independencia, que se celebrará mañana a las 23.00 hora local (4.00 GMT) en plazas públicas de todo el país.
El contingente se repartirá en dos grupos, uno de 2,040 efectivos y 308 vehículos que trabajará en el Centro Histórico de la capital mexicana, y el otro de 2,144 agentes y 400 vehículos que se repartirá por dieciséis delegaciones en que está subdividida la capital.
Al presidente Enrique Peña Nieto se le espera en el Zócalo de Ciudad de México, desde cuyo Palacio Nacional dará el tradicional grito de "¡Viva México!".
En las últimas horas los equipos de limpieza de Ciudad de México se afanaron por devolver el lustre a la Plaza de la Constitución, escenario la tarde de ayer del desalojo, y quitaron 81 toneladas de basura.
Los maestros de la CNTE, que se plantaron en la mayor plaza pública de Ciudad de México hace un mes, trataron de presionar al Gobierno del presidente Peña Nieto pero su movilización terminó con un acto de fuerza policial que ha hecho llover algunas críticas al Gobierno.
El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) emitió hoy un comunicado de "solidaridad" con la CNTE donde rechaza haber participado ayer en los actos violentos que se desataron, que culminaron con 31 detenidos y 15 personas heridas.
"Tenemos testimonios documentados que hubo grupos de provocadores que estuvieron gritando consignas a nombre de nuestra organización, no sólo con la intención de involucrarnos en los acontecimientos, sino para detonar incidentes que justificarán la represión en contra de los maestros de la CNTE", indicó.
El SME, una organización que ha sobrevivido al desmantelamiento de la empresa Luz y Fuerza del Centro (LyFC) durante el mandato del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), consideró que en México "la sociedad civil organizada y no organizada no está ya para tolerar de nueva cuenta al autoritarismo y la desinformación" en su condena del desalojo.
Por su parte, el dirigente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional, Francisco Jiménez, descalificó en un comunicado "el operativo policíaco llevado a cabo ayer en la Plaza de la Constitución para desalojar el campamento del magisterio" y lo consideró "una aberración".
Esta organización civil deploró el uso de "la fuerza pública para resolver un conflicto social y sobre todo buscar la comparsa de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y del Distrito Federal (CDHDF)", organismos con funciones de Defensorías del Pueblo, ante la actuación de los agentes.
Hoy la CNTE celebra una asamblea para fijar una postura sobre la acción policial de ayer, empeñada en hacer valer su postura de oposición frontal a la reforma educativa.
El sindicato, muy fuerte en estados de los más pobres del país, como Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero, considera que la amenaza de despidos para los docentes que no sean aptos para la enseñanza pueden ser despedidos y ver vulnerados sus derechos laborales.