Leer Más Copa FIFA Confederaciones »

Hijo de Pablo Escobar: 'nos moríamos de hambre'

processing...

BOLETÍN DE NOTICIAS

Presión de Camerún tiene a Australia contra las cuerdas
Al Rojo Vivo
Padre e hijo, en los años de plomo, violencia y droga en Colombia.

El hijo del notorio narcotraficante colombiano, Pablo Escobar, desmitificó la vida que su padre y sus socios en el crimen organizado llevaron y apuntó a los medios, responsables -a su juicio- de mostrar un estilo de vida que nada se condice con la realidad que enfrentó la familia del narcotraficante abatido en 1993.

Sebastián Marroquín, nombre asumido del hijo de Escobar, continúa de gira por México en el marco del lanzamiento de su libro 'Pablo Escobar, mi padre'.

En una reciente visita a la ciudad de Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas, donde habló ante un grupo de jóvenes, contó sobre la 'pesadilla' que vivió la familia Escobar durante los años ochenta, cuando su padre estaba al frente del Cártel de Medellín, una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo.

'No se refleja para nada el estilo de vida en esas series de ficción. No teníamos libertad de comprar comidas y nos moríamos de hambre, con millones de dólares al lado', dijo Marroquín, quien desde hace tiempo vive en Buenos Aires, Argentina.

Dijo además que 'el negocio nos quitó todo', en referencia a que perdieron lo que más querían, la vida familiar.

Sebastián Marroquín brindó también su opinión sobre el comercio de la droga, la demanda y la cuestión legal: 'esto no es un problema de mexicanos, de colombianos, ni de peruanos...mientras exista la prohibición (de la droga) guerras como ésta vamos a tener'.

Vale notar que Nuevo Laredo es una de las ciudades más afectadas por el flagelo del narcotráfico y la lucha que enfrenta a manos de las fuerzas de seguridad.