Ayotzinapa: sospechoso regresa al Ayuntamiento

En Iguala reciclan a colaboradores de los Abarca

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Algunas de las madres de los estudiantes desparecidos en la noche del 26 de septiembre de 2014, con los retratos de sus hijos, reclamaron justicia en Washington, DC, días pasados.

    Crisóforo Tinoco Bahena, señalado por tener presuntos vínculos con el grupo delictivo Guerreros Unidos, organización delictiva a la que se atribuye la desaparición de 43 estudiantes, nuevamente ocupa un cargo en el Ayuntamiento de Iguala.

    El presidente municipal de Iguala, Esteban Albarrán Mendoza, lo nombró el miércoles titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

    Tinoco Bahena ya había ocupado un cargo similar, pero fue destituido en mayo de 2013, tras dirigir un ataque contra la policía municipal de Teloloapan cuando en ese entonces estaba a las órdenes del alcalde, José Luís Abarca Velázquez.

    Abarca Velázquez y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, están presos y enfrentan cargos relacionados con la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, ocurrida hace un año.

    Sin embargo, el alcalde Albarrán Mendoza consideró que no sólo Tinoco Bahena era apto para volver a ocupar esa responsabilidad, sino que además designó a Martín Ocampo Arteaga como director de Tránsito Municipal.

    Ocampo Arteaga, un líder transportista y ex director de infracciones de la dependencia que ahora encabeza, en noviembre del 2014 fue citado por las autoridades para declarar por su presunta participación en los hechos del 26 y 27 de septiembre, cuando desaparecieron los 43 normalistas.

    Durante las investigaciones para la búsqueda de los estudiantes en Iguala, fueron cateadas dos propiedades de Martín Ocampo, donde se presumía podía haber indicios de los jóvenes desaparecidos.

    En conferencia de prensa, el alcalde dio una lista de 80 nombres y cargos que habrán de integrar su gabinete a partir de este 30 septiembre cuando asuma el cargo.

    La mayoría de los funcionarios fueron colaboradores de José Luis Abarca Velázquez.

    Mientras tanto, contínúan los reclamos por el esclarecimiento del hecho que conmocionó a la sociedad mexicana. Los padres y las madres de los estudiantes han llevado sus quejas al gobierno, desde donde se les aseguró días pasados que se están tomando todas las medidas pertinentes.

    En otro tema: "El Mayo" Zambada lava fortuna en Los Ángeles  Haz clic aquí