Objetivo: Población inmigrante saludable

La conexión o desconexión del sistema de salud con los más desfavorecidos, incluyendo los inmigrantes puede ser la solución o un gran problema en Estados Unidos. Eduardo Carrasco lo analiza.

Resultados preliminares estiman que la XII Semana Binacional de Salud (SBS), que se esta llevando a cabo actualmente hasta el 15 de octubre, provee servicios y educación a aproximadamente 400,000 personas en los Estados Unidos y Canadá.
Resultados preliminares estiman que la XII Semana Binacional de Salud (SBS), que se esta llevando a cabo actualmente hasta el 15 de octubre, provee servicios y educación a aproximadamente 400,000 personas en los Estados Unidos y Canadá.
Crédito: Shutterstock
Por Eduardo Carrasco 19 de agosto de 2014

La salud de un país incluye el bienestar de toda su población y la seguridad nacional. Si la población más desfavorecida, incluyendo los inmigrantes y sus familias, poseen buena salud, no solo se beneficia este grupo en particular, si no el país en su totalidad.
Como parte del trabajo encomiable de la Semana Binacional de Salud cada año se publica un reporte sobre migración y salud. La edición de esta año se titula: “Migración y Salud: Jóvenes Mexicanos Inmigrantes en Estados Unidos”. Este reporte documenta las desventajas que enfrentan los jóvenes inmigrantes mexicanos en comparación con los jóvenes anglosajones, los de origen afroamericano y los jóvenes inmigrantes provenientes de otras regiones.


Este documento fue realizado a través de la colaboración binacional entre el Consejo Nacional de la Población (CONAPO) y la Universidad de California, a través del Centro de Excelencia en Migración y Salud (COEMH, por sus siglas en ingles) como parte del UC Instituto de Salud Global (UCGHI, por sus siglas en ingles).


Resultados preliminares estiman que la XII Semana Binacional de Salud (SBS), que se esta llevando a cabo actualmente hasta el 15 de octubre, provee servicios y educación a aproximadamente 400,000 personas en los Estados Unidos y Canadá.


Los logros de la SBS son posibles gracias al trabajo en conjunto de agencias gubernamentales estatales y federales con organizaciones comunitarias y voluntarios que colaboran durante todo el año en la preparación de este evento. La SBS consta de una serie de actividades de promoción y educación de la salud, incluyendo talleres educativos, exámenes de salud y canalización a programas de seguro médico, dirigidas a las poblaciones latinas más desfavorecidas en los Estados Unidos y Canadá.
Las agencias coordinadoras de la SBS reportan que más de 2,000 actividades se ejecutaron por 178 grupos de trabajo bajo el liderazgo de 134 consulados de México y de países latinoamericanos. En más de 300 ciudades y localidades donde tienen lugar las actividades de la SBS, ubicados en 40 estados de la Unión Americana y 3 provincias en Canadá.
Las campañas de promoción y prevención de salud de la SBS se enfocan en los siguientes temas: Acceso a Servicios de Salud y la Reforma de Salud en los EEUU; Salud de la Mujer, Salud Mental, Salud de los Adolecentes, Enfermedades Infecciosas, Enfermedades Crónicas, y Salud Ocupacional.


Los objetivos de las campañas son promover la concientización, prevención y toma de acción en cada unos de estos temas. Adicionalmente, 350 ferias de salud comunitarias y más de 100 eventos en clínicas y hospitales se espera que se lleven a cabo durante la SBS. También se realizarán cerca de 300 talleres educativos para informar a la población sobre cómo mantenerse sana.


De igual manera, más de 100 unidades móviles de salud brindarán servicios en los lugares más remotos en donde la población tiene menos oportunidad de acceder a servicios de salud y se prevé la aplicación de 13 mil vacunas contra diversas enfermedades.
Con el apoyo de más de 4,500 agencias y 10,000 voluntarios, la SBS es coordinada por las redes consulares de varios países latinoamericanos, con el liderazgo de México. Los países participantes son: Guatemala, Honduras, Colombia, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Republica Dominicana, El Salvador, Venezuela, Perú, Brasil, Chile, Paraguay, Argentina y Uruguay haciendo de este un evento realmente latinoamericano.
De igual manera se podrían tartar otros temas cruciales para la comunidad inmigrante en especial, como educació, capacitación laboral y la reforma migratoria. Después de todo, como diría el presidente Clinton, “en ésto estamos todos juntos”.