Connecticut es una "Comunidad Segura"

Es un plan en que inmigración, las prisiones y los federales establecen comunicación para arrestar a indocumentados y evaluar su deportación.

El programa Comunidades Seguras fue adoptado el mes pasado en todo el estado.
El programa Comunidades Seguras fue adoptado el mes pasado en todo el estado.
Crédito: AP
Por AP 4 de agosto de 2014

HARTFORD, Conneticut - El comisionado de prisiones de Connecticut aprobó los protocolos - o pasos a seguir de un reglamento- para atender los pedidos de las autoridades federales de detener a inmigrantes carentes de permiso para residir en el país.


El ayudante en temas de justicia del gobernador Dannel P. Malloy, Michael Lawlor, dijo al diario New Haven Register (http://bit.ly/Hdy7Yx ) que Connecticut es al parecer el primer estado que adopta los protocolos en respuesta al polémico programa de santuarios, llamado Comunidades Seguras, por el cual una población o la totalidad del estado deciden no avisar a las autoridades federales de la situación migratoria de un detenido, aunque la ciudad de Nueva York y los gobiernos condales en otros estados han hecho lo mismo.


Las ciudades santuarios son aquellas en las que los inmigrantes indocumentados son de alguna forma protegidos directa o indirectamente por las autoridades locales, líderes religiosos, organizaciones pro-inmigrantes y hasta los propios vecinos.


El programa de Comunidades Seguras fue adoptado el mes pasado en todo el estado. Los funcionarios de Inmigración y Protección de Aduanas pueden, conforme al programa, solicitar a los funcionarios de prisiones que detengan a los inmigrantes ilegales durante 48 horas a fin de que los agentes federales puedan hacerse cargo de ellos para su posible deportación.


El comisionado del Departamento de Prisiones estatal Leo Arnone aprobó el viernes los protocolos, e incluyen las medidas que deben adoptar las autoridades carcelarias tras recibir un pedido federal de detención, incluyendo la verificación de si existen pedidos de busca y captura contra un inmigrante ilegal.