Cazador dice que mató a tiros a un extraterrestre

Radicó una denuncia ante la policía en Argentina donde explicó el 'crimen intergaláctico'.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Gentileza DIARIO LA ARENA-MARIANO ERRO
    Alberto Tavernise tiene 59 años y denunció ante la policía que mientras cazaba en un campo en La Pampa, Argentina, lo atacaron varios extraterrestres y que se defendió a tiros. En la foto, muestra cómo quedó el terreno donde, dice, estuvo un OVNI.

    Un hombre aseguró que mató a balazos a un ser extraterrestre mientras cazaba en un campo en la provincia de La Pampa, en Argentina.

    El testigo del extraño hecho radicó la denuncia ante la policía con todos los detalles, según se informó en la edición del viernes en el diario La Arena, de Santa Rosa. El llamativo suceso habría ocurrido el año pasado pero recién trascendió esta semana.

    El denunciante tiene nombre y apellido. Se trata de Alberto Tavernise, de 59 años, quien se dedica a la herrería en Santa Rosa. De acuerdo a la denuncia policial, radicada el año pasado, el hombre, estaba una noche cazando en un campo cercano y cuando se encontraba apostado, a la espera de la presa, se le aparecieron varias criaturas de extraño porte aunque pequeñas, y lo atacaron.

    "Siempre venían de la izquierda (del apostadero). Yo sentía el movimiento atrás del apostadero, algo que iba y venía. Pasaban por debajo del apostadero, yo los sentía", relató el denunciante al diario La Arena.

    Cabe aclarar, que al parecer, estos "encuentros" habrían ocurrido varias veces aunque ninguno como el que denunció.

    "Son chiquitos, de 1.20 de altura aproximadamente, ojos ovalados, no emiten sonido pero tienen olor, se mueven como autómatas y parece que usaran un traje gris. La huella que dejan en el piso es muy extraña, con tres dedos hacia adelante y una suerte de espolón, que se hunde en el terreno, hacia atrás", continuó en su relato.

    De acuerdo a sus dichos, y a la denuncia policial, Tavernise se vio rodeado de estas "criaturas" e hizo lo que todo cazador hace en una situación similar: comenzó a disparar en defensa propia desde el apostadero, una especie de refugio. Y vio que uno de ellos, cayó herido. Fue tal su pavor, que no se animó a salir del lugar, donde se mantuvo bastante tiempo.

    Cuando regresó a la mañana siguiente, no halló nada, excepto unas marcas extrañas en el terreno, que se veía como quemado en un radio de por lo menos 150 metros, según relató Tavernise.

    Añadió que no solo el suelo estaba quemado, sino que estaba como impregnado de un elemento como gelatinoso, de color negro. "Bajaron los platos voladores y se lo llevaron al bicho', le dijo a La Arena.

    A continuación, un par de párrafos de la denuncia de Tavernise ante la policía de Santa Rosa, tal como la redactó el oficial a cargo: "Que posterior a esto en varias oportunidades tuvo contacto con estos seres, y en un momento tuvo un enfrentamiento con uno de ellos, donde lo abatió, disparándole aproximadamente 14 ó 15 tiros con el fusil; al acercarse a 40 metros de donde estaba el ser caído, se acercan tres más hacia donde estaba éste, que ante la situación atina a cambiar el cargador, lanza dos bombas de humo, para cubrir la retirada, y se aleja del lugar, regresando cuando estaba amaneciendo, apreciando que ya no estaban".

    "Después del abatimiento del ser, se acercaron al lugar dos platos voladores, uno frente al apostadero, a 120 metros de distancia, y otro a 200 metros; donde luego de esto se recolectaron los residuos de la combustión del mencionado objeto, y lo entregó a (...), quien adujo entregárselo al forense (...), para su análisis, y otra fue enviada al Citefa, de Villa Martelli".

    La noticia corrió como reguero de pólvora y trascendió en otros medios. Cabe recordar que no es la primera vez que en dicha provincia ocurren hechos extraños. Fue allí donde hace alrededor de 15 años, surgieron los casos de los llamados "chupacabras", extraños seres que supuestamente atacaban a las vacas y solo dejaban la carcasa del animal con el cuero.