Sindicato de maestros pide apoyo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Este lunes regresaron a clases algunos de los estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago, el resto lo hará el 4 de septiembre, pero algunos maestros ya han comenzado a presionar con acciones que sugieren huelga. Esta tarde, afuera de la Escuela Primaria Banneker, había representantes sindicales repartiendo volantes para pedir el apoyo de los padres de familia. Los maestros quieren ejercer presión para lograr que su contrato colectivo de trabajo sea finalizado.. Y es que aunque negociaron la extensión del horario escolar, aún falta por finalizar como quedaran sus salarios y prestaciones ya que su contrato expiró el 30 de junio. De acuerdo a las leyes estatales, si el sindicato decide irse a la huelga, deberá dar un plazo de 10 días antes de tomar cualquier acción. Oficialmente, no lo han hecho. Para algunos padres de familia, ambas partes deberán llegar a un punto medio antes de que todos los estudiantes inicien clases, el 4 de septiembre. Por su parte, la oficina central de CPS dijo en un comunicado de prensa: “Nuestro enfoque debería de estar en los niños y en llegar a un acuerdo en la mesa de negociaciones en donde hemos logrado un progreso significativo en las pasadas semanas. Los estudiantes deben ser la prioridad sin distraer su aprendizaje”.