¿Obama no paga por sus eventos?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    Tres años y medio después de que, el entonces candidato, Barack Obama, tuviera un evento de campaña en Springfield, funcionarios la capital de Illinois claman que hay una deuda que le corresponde al ahora Presidente, por el uso de oficiales para seguridad adicional durante el evento.

    El 23 de agosto del 2008, la campaña de Obama viajó al centro de Illinois, para anunciar la candidatura del Vicepresidente Joe Biden. Miles se presentaron en la plaza frente al antiguo capitolio del estado para presenciar el anuncio. Pero antes que comenzara el evento, la ciudad de Springfield tuvo mucho trabajo, dijo el concejal Frank Edwards.

    “Hay muchas cosas que pidieron” dijo Edwards, “Policía adicional, cosas que mover. Tienen que hacer esta lista de cosas de A a Z y nosotros cumplimos”. El evento se llevó a cabo sin ningún problema. Obama se trasladó a Denver, consiguió la nominación de su partido y finalmente ganó una elección histórica. Pero en Springfield quedaron asuntos pendientes: una factura sin pagar de $ 55,480 dólares. "Lo que se negaron a pagar fueron los $55,000 dólares que se utilizaron para las horas extras de policía que formaron parte de la seguridad adicional” afirma el director del presupuesto de la ciudad, William McCarty. El 10 de marzo del 2011 el concejal Edwards escribió a la Casa Blanca y al presidente "... para solicitar su ayuda." “Eran $ 800,000 dólares de deuda, en multas de estacionamiento, permisos de construcción, deudas de personas y me puse a mirar a través de la lista y una cuenta de $55,000 dólares apareció", dijo Edwards en una entrevista. "Y pensamos, porque esto no ha sido pagado". Desde el 2009, McCarty dijo, las autoridades de la ciudad han tratado de determinar quién fue el responsable de la deuda vencida. Para tratar de minimizar el desorden Edwards pidió al Presidente que intercediera y le escribió una carta el año pasado pero no obtuvo una respuesta inmediata. Luego, funcionarios de Springfield contactaron a un representante local del Servicio Secreto, pero McCarty dice que le respondieron: "Nosotros no pagamos cuentas tendrán que contactar a alguien en Washington.”

    Mientras tanto, funcionarios de Springfield dicen que hay un lado serio al debate sobre la cuenta. Al igual que muchas ciudades de Estados Unidos, Springfield se encuentra en una crisis terrible y la semana pasada hubo 13 eliminaciones de empleados.

    "El hecho es que $55,000 es suficiente para cubrir el salario y los beneficios de uno de los empleados durante un año", dijo McCarty.