“No necesitamos que experimenten con nuestros hijos”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Activistas y padres de familia de Chicago están indignados por una posible reestructura de dos escuelas públicas, por lo que esta mañana manifestaron su descontento enfrente de las oficinas del alcalde Emanuel. Cerca de 50 personas llegaron al recinto del Ayuntamiento de Chicago con el fin de exigirle al alcalde Emanuel que no ponga en peligro el futuro de cientos de estudiantes y maestros.

    Madre de familia, Maria Domínguez dijo que su hijo ha mejorado en rendimiento académico debido a la excelente atención que recibe en la escuela Pablo Casals, “mi escuela no debe de estar en turn around. No necesitamos que experimente con nuestros hijos” dijo. Latrice Watkins, una madre de familia y consejera voluntaria en la escuela Brian Piccolo, también se opone a la reestructuración y con lágrimas en los ojos pidió a las autoridades de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), que le den una oportunidad a la directora de la escuela. De acuerdo con Watkin, la directora de la escuela fue asignada por CPS hace sólo 7 meses. Según los manifestantes, “Pablo Casals” y “Brian Piccolo” son dos escuelas de la comunidad de Humboldt Park que podrían terminar siendo reestructuradas, lo que líderes locales aseguran que se trata de una manipulación de parte de la ciudad. Por medio de un comunicado el Sistema Escolar de Chicago declaró lo siguiente: " aplaudimos la comunicación y recomendaciones de la comunidad, pero no aceptamos escuelas que no cumplen con los requisitos académicos. Contrariamente, tomaremos los pasos necesarios para mejorar el rendimiento de nuestros alumnos". Según los activistas de Humboldt Park más de una docena de personas planean tomar la escuela Brian Piccolo la tarde del viernes, en protesta a los cambios escolares.