Menos adolescentes de los que pensaban practican el “sexting”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    Una nueva investigación revela que la práctica de “texting” entre adolescentes, podría ser mucho menos común de lo que se piensa. “Sexting” se refiere al acto de enviar mensajes y fotografías de índole erótico a través de teléfonos celulares. Los resultados de un estudio nacional muestran que sólo el 1 por ciento de menores entre 10 y 17 años de edad han compartido imágenes de sí mismos o de otros, que incluyan absoluta desnudez. Aproximadamente el mismo número de menores dijeron que habían compartido fotos sugestivas pero no muy gráficas, mientras que el 7 por ciento dijo haber recibido ambos tipos de imágenes. La investigación se enfocó únicamente en adolescentes, excluyendo a los adultos jóvenes, quienes en otros estudios, resultaron participar más activamente en la práctica de “sexting”. Los resultados son alentadores, mostrando que “sexting” entre adolescente no es muy común, usualmente no es malicioso y en general es algo de lo que los padres no deben de preocuparse demasiado, dijo la autora del estudio Kimberly Mitchell, profesora asistente de investigación de psicología en la Universidad de New Hampshire. En informes anteriores se dijo que al menos uno de cada cinco jóvenes, es decir, el 20 por ciento, han participado en “sexting”. Sin embargo, algunas encuestas incluyeron a los adolescentes mayores y personas mayores a los 20 años de edad. El estudio se enfocó sólo en el “texting” a través de imágenes y no en mensajes escritos. Y se hicieron preguntas detalladas sobre el tipo de imáganes intercambiadas entre menores. Los investigadores realizaron un estudio separado sobre el trato que da la policía a los adolescentes que practican “texting”. Contrario a algunos reportes, la investigación sugiere que son pocos los niños que están siendo procesados o forzados a registrarse como delincuentes sexuales por “sexting”. Se estima que, a nivel nacional, cerca de 4,000 casos de “sexting” entre adolescentes, fueron denunciados a la policía entre los años del 2008 y 2009.