Reporte: 1 de cada 3 deportados sufrió abusos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Norlan Flores, un inmigrante que fue detenido por la Patrulla Fronteriza y posteriormente enviado al centro de detención en Florence, Arizona, sostuvo que los abusos contra los inmigrantes es algo que "no tiene fin".

    TUCSON, ARIZONA - Un reporte de la organización Iniciativa Fronteriza Kino (IFK), que recoge centenares de relatos de inmigrantes deportados de Estados Unidos, revela que un tercio de los indocumentados repatriados sufrieron algún tipo de abuso por las autoridades migratorias.

    "Esto refleja los problemas estructurales del proceso de detención y deportación. Nosotros desde la Iniciativa Kino abogamos por políticas migratorias que sean humanas, justas y viables. El estudio nos muestra que falta un aspecto importante para la dignidad humana y la justicia en el proceso de deportación", dijo a Efe Joanna Williams, directora de Educación y Defensa de la IFK.

    Para elaborar el reporte "Nuestros valores en la línea de: Abuso de migrantes y la separación de familias en la frontera", IFK entrevistó a 358 inmigrantes mexicanos deportados en el comedor de la Iniciativa Fronteriza Kino en Nogales, México, entre julio del 2014 y marzo del 2015.

    El padre Sean Carroll, director ejecutivo de la IFK, presentó esta semana en Washington el reporte ante autoridades de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) estadounidense y varios congresistas.

    "El estudio tuvo dos enfoques, uno fue sobre los abusos por parte de la Patrulla Fronteriza y otro sobre los procesos operativos donde ponen a los migrantes en una situación más vulnerable, como es la separación familiar en el proceso de deportación", explicó Williams.

    La directora de Educación y Defensa de la IFK indicó que la separación familiar se da cuando dos migrantes que son familiares directos, como esposos o hermanos, son detenidos juntos y luego los deportan por ciudades diferentes o uno permanece en detención mientras el otro es deportado.

    "Eso los pone en una situación de mucha vulnerabilidad y el 64% de los migrantes que venían con sus familias fueron separados de ellos", indicó Williams.

    En cuanto al abuso por parte de la Patrulla Fronteriza, el estudio apunta que una tercera parte de los entrevistados dijeron haber sufrido algún tipo de abuso (el 15% de las mujeres y el 10% de los hombres aseguraron haber sufrido abuso físico), así como que no les regresaron sus pertenencias a la hora de la detención.

    "Este estudio es importante porque fue hecho por académicos. A veces tenemos muchos testimonios de abusos, pero este estudio muestra que no son solo unos agentes malos que los están causando, sino que son problemas sistemáticos en el proceso de detención y deportación", enfatizó Williams.

    En su reporte, IFK recomendó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos mejorar la capacitación de los agentes y oficiales de CBP, mantener a las familias unidas, no sobrepasar los límites en las celdas y ofrecer información en español a los inmigrantes, entre otras medidas.

    Por su parte, Norlan Flores, un inmigrante que fue detenido por la Patrulla Fronteriza y posteriormente enviado al centro de detención en Florence, Arizona, sostuvo que los abusos contra los inmigrantes es algo que "no tiene fin".

    "Desde que me detuvieron sentí la discriminación. Adentro hay abuso de autoridad con los inmigrantes, ellos tienen el poder y nosotros no somos nada", dijo Flores.