Importante día en el Concilio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El Concilio de la Ciudad de Chicago tiene programado votar el miércoles en relación a tres temas que podrían afectar la calidad de vida de los residentes de la ciudad, en diferentes áreas. En la agenda están: un plan de electricidad destinado a ahorrar dinero para un millón de clientes residenciales, una medida que aumentaría las multas para los camiones de basura recogiendo basura a altas horas de la noche y el plan del alcalde Rahm Emanuel para instalar carteles digitales a lo largo de las autopistas de Chicago. A principios de este mes, la ciudad eligió a la compañía Integrys Energy Group, con sede en Chicago, para suministrar electricidad a algunos residentes, que podrían ahorrarse de 20 a 25 por ciento cada mes, en su factura de servicio eléctrico. El contrato, que estará a votación el miércoles, permitiría a Integrys proporcionar electricidad a más de 900,000 hogares y pequeñas empresas. En cuanto a los camiones de la basura, el concejal Brendan Reilly quiere multar a los recogedores de basura privados que operan a deshoras. El plan propone una multa de $500 por recoger en altas horas de la noche y/o muy temprano por la mañana, con una multa máxima de $1,000. También hoy, miembros del Concilio votaran en relación al plan de letreros digitales, del alcalde Emanuel. El alcalde quiere instalar más de 30 carteles digitales a lo largo de las autopistas de la ciudad, incluyendo hasta una docena a lo largo de la autopista Kennedy. Algunos han expresado preocupación por potencialmente arruinar el panorama arquitectónico de Chicago. Mientras que simpatizantes de la propuesta argumentan que los letreros digitales reemplazarían las carteleras más deterioradas y, en última instancia, generarían ingresos para la ciudad. De ser aprobado el contrato de 20 años, las carteleras podrían recaudar hasta $150 millones para la ciudad de Chicago.