Demanda familia de hombre baleado por la policía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La madre de un hombre que fue mortalmente baleado por la policía de Chicago, la semana pasada, presentó una demanda federal contra los oficiales. De acuerdo con la demanda, Jacqueline Armstrong afirma que el pasado 20 de marzo, su hijo, Ryan Rogers, estaba en su apartamento ubicado en la cuadra 1900 de la West 171st Street, en el suburbio de Hazel Crest, cuando uno, de tres agentes de policía, que estaban fuera de su jurisdicción, enfrentó a Rogers, quien se subió a su auto con una amiga. La Policía de Chicago dijo que los detectives estaban llevando a cabo una operación de vigilancia cuando vieron a Rogers, a quien describieron como sospechoso, y a una compañera subirse a un vehículo. Cuando los detectives se acercaron al vehículo, el conductor pisó el acelerador. El auto aceleró en dirección del oficial y chocó contra un vehículo de la policía, dijo la policía en una declaración. Una autopsia reveló que Rogers, de 27 años, recibió un disparo en la espalda y su muerte fue clasificada como un homicidio, según la Oficina del Médico Forense del Condado de Cook. La novia de Rogers, L'Nea Lancaster, dijo al diario “Chicago Sun-Times” que ella era la acompañante y que la policía nunca se identificó. Lancaster dijo que ella cree que Rogers pensaba que se trataba de un asalto. La demanda también incluye a los dos hijos de Rogers, Ryan Rogers Jr. y Sy-Nai Rogers y a la madre de los menores, Kiara Nicholson, como demandantes. La demanda contra los tres agentes no identificados, alega uso de fuerza letal "sin provocación e injustificable". Armstrong, de Richton Park, está buscando una compensación de más de $1 millón en daños y perjuicios.