Exigen respuestas en caso de anciano golpeado en asilo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El médico forense declaró como homicidio la muerte del Anibal Calderón, un anciano hispano que vivía en un asilo en el suburbio de Oak Park. Ahora su familia está por interponer una demanda en contra de la institución. La policía de Oak Park no ha dado muchos detalles sobre lo que consideran que fue un altercado entre pacientes. Tampoco han revelado la identidad de la persona de quien se sospecha que mató a Anibal, ni el motivo, ni su estado mental, ni si tenía récord criminal. Sin embargo, la familia está completamente devastada y piden respuestas.

    Los últimos tres años de vida de Anibal Calderón, de 80 años de edad, los vivió en un asilo en donde su familia confiaba que estaría seguro pues padecía de la enfermedad alzhéimer que debilita la mente. Pero la semana pasada recibieron la terrible noticia de que Anibal había sido golpeado por otro paciente de 66 años de edad. Anibal murió de una severa contusión en el cráneo y derrame cerebral. Hoy la familia Calderón quiere respuestas y detalles de lo que según la policía califica como altercado y ya han contratado a un abogado para interponer una demanda en contra de los gerentes del asilo. Los ejecutivos del asilo se han reservado sus comentarios ante los medios de comunicación mientras continúa la investigación. El médico forense considera la muerte como homicidio pero la policía de Oak Park no ha presentado cargos.. Anibal, quien fue veterano de las fuerzas armadas fue sepultado el sábado pasado, su familia dice que el asilo de ancianos debe acatar su responsabilidad.