Demandan al concejal George Cárdenas

Una ex empleada del concejal George Cárdenas lo acusa de despedirla porque contestó preguntas del FBI sobre supuestas prácticas ilegales en su oficina. Cárdenas rechaza las acusaciones.

Demandan al concejal George Cárdenas
Crédito: Oficina del concejal George Cárdenas
Por TELEMUNDO CHICAGO 23 de septiembre de 2014

María Chávez, quien trabajó en la oficina del concejal George Cárdenas (distrito 12), alega que fue injustamente despedida en mayo tras haber contestado preguntas del FBI sobre “prácticas ilegales de contratación y otras operaciones ilegales” en la oficina del concejal, reporta el diario Chicago Sun-Times.


Chávez, quien trabajó con Cárdenas del 3 de mayo de 2003 hasta el 2 de mayo de 2014, presentó una demanda el jueves alegando que la municipalidad y Cárdenas violaron el Acta del Informante de Illinois.


La demanda alega que el Inspector General recibió inicialmente quejas de que Cárdenas estaba usando propiedad municipal y empleados municipales para recabar firmas de votantes para su reelección en 2012.


La oficina del Inspector General entrevistó a la mayoría de los empleados de la oficina del Distrito 12, de acuerdo con la demanda.


Cárdenas dijo al diario Sun-Times que él nunca ha sido contactado por el FBI.


"Esto no es nada más que una táctica de difamación", dijo Cárdenas sobre la demanda. "Yo no soy, ni he sido nunca, parte de una investigación federal; nunca", le dijo Cárdenas al diario.


Según reporta el rotativo, la demanda alega que en 2013, la oficina de Cárdenas advirtió a trabajadores que el concejal estaba "enfadado" con un número de empleados que proporcionaron información a la Oficina del Inspector General, en relación con la investigación sobre denuncias sobre actividad política.


La demanda de Chávez alega violaciones al Acta del Informante de Illinois y a la Ordenanza de Ética así como despido en represalia.


Chávez busca pago retroactivo y por lo menos $100,000 en daños y perjuicios.