Enigma: cómo una joven acabó muerta en el congelador de un hotel