En espera del voto sobre cierres de escuelas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tras protestas en contra de la propuesta de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), de cerrar o reestructurar varias escuelas de bajo rendimiento, este miércoles el consejo escolar votará para llegar a una decisión final. El plan de la CPS tiene el apoyo del alcalde Rahm Emanuel, pero no el de algunos padres de familia, estudiantes y miembros de la comunidad que se reunieron la mañana del miércoles frente a la sede de CPS. Diez escuelas están programadas para la reestructuración y siete para ser eliminadas. Dichas escuelas han estado entre las de más bajo desempeño en el distrito durante los últimos 10 años, sin embargo los manifestantes dijeron que los cierres destruyen comunidades. Una escuela que estaba originalmente en la lista, Crane Tech High School, recibió el visto bueno para ser transformada en una academia de ciencias de la salud, pero grupos comunitarios y el Sindicato de Maestros de Chicago están luchando en contra de las otras reformas. Presentaron una demanda, celebraron una vigilia con velas e incluso tomaron provisionalmente una escuela. Los manifestantes planean hacer su voz escuchar durante la reunión que dio inicio a las 10:30am. Ellos argumentan que la ciudad debe destinar más recursos para mejorar las escuelas en lugar de cerrarlas o eliminarlas y sustituir al personal. A principios de esta semana cientos de activistas comunitarios, maestros y padres de familia marcharon frente a la casa del alcalde Emanuel, en Ravenswood, para protestar por la eliminación o cambio de las escuelas. En la marcha llevaban pancartas y cinta adhesiva sobre la boca para demostrar cómo se sintieron excluidos del proceso de toma de decisiones. El martes presentaron 15,000 firmas en contra de las reformas. Por su parte las Escuelas Públicas de Chicago dijeron que los cambios están destinados a romper con los métodos que no han dado resultados positivos en el pasado. "Lo que se ha intentado en el pasado no ha funcionado y remontarse a las mismas políticas fracasadas no es lo mejor para nuestros estudiantes", se dijo en un comunicado del Distrito esta semana. "Por primera vez en muchos años, estamos poniendo las necesidades académicas de nuestros estudiantes en primer lugar. "