Gemelas se reencuentran 70 años después

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    CENTRO DE REDACCIÓN - Si no fuera por el extraordinario suceso que marcó sus existencias, pareciera normal que Sandi Ikenn viajara desde Chicago para reunirse con su hermana gemela Etta Stevens en Florida. Pero la historia de estas dos hermanas no se parece a ninguna otra. Ellas fueron separadas al nacer y no volvieron a reencontrase hasta siete décadas después. Las mellizas, de madre italiana, vieron la luz en el Evangelical Hospital, ahora Christ Hospital, al sur de Chicago. Pero, apenas tres días después las bebés fueron adoptadas por diferentes familias en la misma ciudad. Pese a que vivieron en el mismo vecindario, compraban en las mismas tiendas, tenían los mismos amigos, e incluso asistían al mismo templo judío, nunca supieron que eran hermanas. "Siempre me sentí como si me faltara un pedazo de mí", dijo Etta Stevens. "Pero ahora el círculo se completó". El memorable proceso de reencuentro se inició cuando, precisamente Etta, residente en Florida comenzó a averiguar sobre su familia en Internet. Hace cerca de un año, tanto Etta como su hermana Sandi Ikenn, residente en Chicago, recibieron una notificación del Illinois Health Department en que les comunicaba que poseían los documentos sobre la adopción. Seis meses después ambas recibieron el documento que verificaba sus lazos de sangre. "Se me salieron las lágrimas", confesó Etta quien, ya con el nombre y la dirección de Sandi, no le fue difícil encontrar su número telefónico. La llamó de inmediato y le dejó un mensaje... "Supongo que hayas visto tu correspondencia". Sandi quedó en shock al escuchar el mensaje. "No había abierto el correo todavía", expresó. "Fue como si alguien hubiera caído del cielo en mi vida". Ella entonces respondió la llamada. "Hablamos, lloramos, hablamos, lloramos", recuerda emocionada Etta. Dos semanas después, Etta volaba en un avión hacia Chicago para encontrar a su hermana. Hasta ahora, Sandi ha logrado conocer a sus sobrinas y a los nietos de Etta, y próximamente Etta conocerá sus sobrinas y sobrinos, así como también los nietos de Sandi. "Nuestras familias reaccionaron de la misma manera" aseguró Sandi. "Ellos dijeron que era increíble saber que existiera otra como tú allá fuera".