Detenidos por asesinato de oficial de policía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Dos hombres acusados de la muerte a tiros del oficial de la Policía de Chicago, Clifton Lewis, fueron detenido sin fianza el sábado. Tyrone Clay, de 29 años de edad y Edgardo Colón, de 34 años, están acusados de delito agravado y de asesinato en primer grado. Sus detenciones se produjeron después de una reciente parada de tránsito dijo el Superintendente de la Policía, Garry McCarthy, en una conferencia de prensa el sábado por la tarde en la comisaría del distrito 15, a la que Lewis estaba asignado. Sin embrago, la investigación continúa. "Estamos contentos pero no estamos ni siquiera cerca de haber terminado la investigación, detenciones y el juicio. Hay mucho trabajo por hacer. Esto no es más que la evolución del caso. Hay mucho más que se tiene que hacer, ", dijo. Las autoridades tuvieron el cuidado de no revelar detalles que pudieran dificultar el trabajo del departamento, pero dieron un recuento de lo que ellos creen que pasó la noche que Lewis fue asesinado. Lewis estaba trabajando en su empleo de medio tiempo , como agente de seguridad en la tienda de autoservicio M&M Quick Foods, ubicada en el 1201 N. St Austin, el pasado 29 de diciembre, cuando dos hombres enmascarados entraron, armas en mano, para robar el lugar. Uno de esos hombres era Clay, dijo el Procuradora del Condado de Cook Anita Alvarez. Lewis inmediatamente vio a los hombres, sacó su arma y se identificó como oficial de policía, dijo Alvarez. Clay y el otro hombre, no identificado, abrieron fuego contra Lewis, impactándolo cuatro veces, una vez en el abdomen y tres veces en la espalda. Lewis murió en el lugar de los hechos, dijo Alvarez. Después del tiroteo, Clay se llevó $670 dólares de la caja registradora, mientras que el otro pistolero se llevó el arma de Lewis. Ambos huyeron de la tienda en un auto que los esperaba afuera de la tienda, conducido por Colón, dijo Alvarez. Por su parte, McCarthy dijo que aún no está claro cuántos participaron en el robo y asesinato y que todavía no se han hecho todos los arrestos que desean hacer. Lewis, era un oficial condecorado que sirvió ocho años con el Departamento de Policía de Chicago. Su funeral se llevó a cabo el jueves de la semana pasada.