Comida para que le muevan la cola

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    Las últimas tendencias entre los dueños de mascotas muestran que se inclinan cada vez más a elegir la comida casera para sus peludos amigos. La actual crisis económica y el masivo retiro del mercado de comida comercial para mascotas, (por contaminación), que acaparó encabezados en el 2007, podrían haber impulsado esta moda. Lo cierto es que muchos consideran que la comida casera es la mejor alternativa para sus cachorros. Por todo ello, se ha visto un incremento en información y recursos para quienes deciden adoptar esta opción. Desde publicaciones impresas, programas de televisión y un sinfín de portales de internet que ofrecen recetas y foros para intercambio de experiencias. Lo importante es recordar que nuestras mascotas requieren una cierta cantidad de nutrientes diarios, por lo que al preparar sus alimentos, más que enfocarse en los ingredientes, debe de hacerlo en el contenido nutricional. Igual de importante es tener al tanto que la dieta de perros y gatos no debe de ser la misma que la de los humanos. Hay sitios que ofrecen información sobre qué alimentos pueden ser dañinos para su mascota. También recuerde que nadie conoce mejor la salud de su mascota, que su veterinario, por lo que es conveniente consultarle, si la elección de alimentos es la más adecuada para su perro o gato. ¿Ahorrará dinero cocinando para su mascota? Depende. Preparar comida casera para su mejor amigo podría ser gratificante, pero también tiene algunos aspectos negativos. En cuestión de tiempo, será más demandante. Además deberá considerar que los alimentos frescos duran menos que los enlatados y ocupan lugar en su refrigerador. En relación al costo, todo depende del tamaño de su mascota y cuántas tenga a su cuidado. Los dueños de uno o dos gatos, o de uno o dos perros pequeños, definitivamente podrían ver un ahorro al optar por esta opción. Mientras que los dueños de perros que pesen más de 50 libras, aún que cuiden de un solo perro, podrían incurrir en más gastos, además de que deberán invertir más tiempo y organización para preparar y almacenar los alimentos. En conclusión, si quiere y puede, su mascota se lo agradecerá, pero recuerde que involucra tiempo, consultar con su veterinario, y en algunos casos, el costo será mayor que con la comida comercial.