Primavera el martes, invierno el jueves

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    Luego de casi romper un récord de calor en enero, de aguaceros y tormentas eléctricas fuera de temporada, ahora en Chicago habrá que prepararse para temperaturas gélidas que ya vienen en camino y eso no es todo. La noche del miércoles, la región podría ver hasta dos pulgadas de nieve a medida que regresa una masa de aire ártico con temperaturas máximas rondando los 10 grados y la sensación térmica por debajo de los cero grados. Mientras tanto, una vigilancia de inundaciones permanecerá en efecto en muchos condados durante las próximas 24 a 36 horas, luego de haber recibido hasta 2.5 pulgadas de lluvia en algunas zonas.

    El miércoles permanecerá nublado con temperaturas por encima del punto de congelación y llovizna persistente. La precipitación cambiara a una mezcla de lluvia y nieve y eventualmente a pura nieve en horas de la noche. El jueves y viernes se pronostican máximas rondando los 15 grados, con sensaciones térmicas por debajo de los cero grados. El martes, Chicago estuvo a punto de establecer un nuevo récord de altas temperaturas para el mes de enero. En O'Hare se registró una máxima de 63 grados, es decir más de 30 grados por encima de lo normal para la temporada. ¿Qué tan raro es alcanzar o superar los 60 grados en enero en Chicago? Sólo ha ocurrido 33 veces en los últimos 141 años. La última vez fue el 7 de enero del 2008, cuando las temperaturas alcanzaron los 65 grados.