Penas más duras para crímenes menores

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    El alcalde Rahm Emanuel quiere reducir el crimen, pero no sólo aquellos que ocupan las primeras planas de los periódicos. El Comité de Seguridad Pública del Ayuntamiento aprobó esta semana el plan promovido por el alcalde para aumentar las penas por delitos menores, como el juego, la bebida y orinar en público. La propuesta añadiría seis meses de cárcel y multas máximas dobles a $ 1.000, para quienes beban u orinen en público, y a $ 400 para los juegos de azar. Este tipo de crímenes está considerado como "crímenes contra la calidad de vida", que según la oficina del alcalde pueden arruinar el tejido social de un barrio y sentar las bases para los delitos más graves.

    Emanuel también hizo hincapié en que este tipo de delitos son los que tienen la mayor tasa de impago de multas y mayor ausentismo en las audiencias. La medida se encuadra dentro de una tendencia que fue anunciada hace pocos días: una reducción año tras año en los homicidios de Chicago. La noticia fue opacada, sin embargo, por un incidente de fin de semana en la Magnificent Mile.