Emanuel: "Cero tolerancia para el despilfarro"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un nuevo informe reporta que las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), gasta millones de dólares cada año en el pago de días de vacaciones y días de incapacidad por enfermedad no utilizados por sus empleados. De acuerdo con los datos obtenidos por la “Better Government Association” (BGA), CPS gastó $227 millones de dólares en los últimos cinco años en pagos de días de incapacidad por enfermedad y cerca de $265 millones de dólares por días de incapacidad por enfermedad y vacaciones no utilizadas. Una portavoz de la oficina del alcalde Rahm Emanuel, dijo a la BGA que el alcalde considera la práctica “inaceptable”, y en un comunicado Emanuel dijo que ordenó a todos los organismos de Chicago a que de inmediato dejen de pagar a sus empleados no sindicalizados por los días de incapacidad por enfermedad no utilizados "Como alcalde, mi mayor responsabilidad es asegurar que el gobierno de Chicago sea transparente, responsable y sensible a los contribuyentes de la ciudad", dijo Emanuel. "Es por eso que tengo cero tolerancia para el despilfarro o abuso de beneficios de cualquier tipo." En respuesta, la portavoz de CPS, Becky Carroll dijo que el distrito ha suspendido los pagos por días de incapacidad por enfermedad y que está revisando su reglamento en relación a este tema. La BGA encontró que el ex jefe de recursos humanos de la CPS, Ascensión Juárez, recibió un pago de $250,787 dólares en compensación, únicamente por los días de incapacidad por enfermedad, cuando se retiró después de más de 35 años de labor.

    La ex jefa de educación, Barbara Eason-Watkins, recibió $239,849 dólares en compensación por días de incapacidad por enfermedad cuando se retiró en el 2010 tras 38 años de labor.

    Así mismo el ex director ejecutivo de CPS, Arne Duncan, actual Secretario de Educación de los Estados Unidos, recibió más de $ 50,000 dólares por días de vacaciones no utilizadas cuando renunció en enero del 2009. Duncan dijo que considera que CPS debe de re-evaluar esta política. Los empleados de CPS son elegibles a los pagos después de haber trabajado por lo menos 20 años o cuando llegan a la edad de 65 años. En este momento los empleados de CPS pueden acumular hasta 325 días de enfermedad y vacaciones.