Amenaza de huelga de maestros persiste

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    CPS llegó a un tentativo acuerdo de contrato de tres años con el sindicato “Service Employees International Union Local 73”, el segundo sindicato más grande del distrito, el cual que representa a unos 5,500 empleados de las escuelas, como asistentes de aulas de educación especial, asistentes de autobuses escolares y oficiales de seguridad. El acuerdo se produce después de que CPS llegara a un acuerdo de cinco años con los empleados de los comedores y cafeterías escolares, tras dos meses de negociaciones. El presidente de las Escuelas Públicas de Chicago, Jean-Claude Brizard dijo a NBC Chicago que ambos acuerdos son prueba de que el distrito está dispuesto a negociar. Sin embargo, el Sindicato de Maestros de Chicago dijo el viernes que planea llevar a cabo una votación el miércoles, para la autorización de una huelga. "Estamos cansados de ser intimidados, despreciados y traicionados por el distrito y por la ciudad de Chicago", dijo el viernes Karen Lewis, presidenta del Sindicato de Docentes de Chicago, (CTU, por sus siglas en inglés). Brizard dijo el lunes que quiere que los padres de familia sepan que CPS está trabajando duro para evitar una huelga e insta a la CTU que espere hasta que se den a conocer los resultados de una revisión independiente del contrato. Los maestros han dicho que no es justo que los resultados del informe independiente salgan hasta el mes de julio, cuando ya hayan terminado las clases. La ley estatal requiere que el 75 por ciento de los afiliados voten en favor a la huelga con el fin de autorizar a un paro de labores.