La carne, tentadora ¿y peligrosa?

Estudios recientes advierten de efectos malignos a la salud por el consumo de diferentes tipos de carnes.

La carne, tentadora ¿y peligrosa?
Crédito: AP
Por TELEMUNDO CHICAGO Y PUNTO 25 de agosto de 2014

En los últimos días se han dado a conocer dos estudios que ponen al descubierto los peligros de consumir tanto carne roja como carnes curadas.


De acuerdo a un estudio publicado por la “Public Library of Sciences (PLoS), el consumo de carnes rojas aumenta los riesgos de mortalidad por cáncer y enfermedades cardiovasculares, sin embargo, de acuerdo con el reporte, esos riesgos pueden reducirse con ingerir legumbres, frutas secas y pescados.


Los resultados de ese estudio fueron obtenidos a través de observar los datos recogidos durante 22 años acerca de 37,698 hombres registrados en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la salud, y durante 28 años de 83,644 mujeres en el Estudio de Salud de las Enfermeras.


Todos los pacientes estaban libres de enfermedades cardiovasculares y cáncer al comienzo del período de los registros, y las dietas se evaluaron mediante cuestionarios recogidos cada cuatro años.


Los datos documentaron en los dos estudios un total de 23,926 muertes, de las cuales 5,910 se debieron a enfermedades cardiovasculares y 9,464, a cáncer.


Estos resultados mostraron una vinculación de una porción diaria de carnes rojas no procesadas con un incremento del 13 por ciento en el riesgo de mortalidad, y una porción diaria de carnes rojas procesadas (como salchichas o tocino) se relacionó con un aumento del 20 por ciento en el riesgo de muerte.


Por otra parte, un estudio publicado en el “European Respiratory Journal” reveló que consumir grandes cantidades de carnes curadas, tales como el jamón y el tocino, así como de embutidos, como salchichas y chorizos, pueden agravar los síntomas de enfermedades pulmonares, especialmente de los pacientes de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.


Lo anterior se debe a que las carnes curadas y los embutidos contienen nitritos que afectan los tejidos pulmonares. De acuerdo con el estudio, los efectos negativos en pacientes que consumen estos alimentos son más evidentes cuando se ingieren más de 20 gramos diarios.