Las mamitas y los papitos del tenis

Miami ofrece la belleza del deporte, pero también la de sus protagonistas.