Kim Kardashian, ¿gorda?

Las curvas de la socialité a veces le juegan una mala pasada.