Alimentos tan reconfortantes como el amor

El placer de comer, siempre delicioso. Es tiempo de consentirse.