Muere la actriz Sylvia Kristel

Sylvia Kristel, famosa por su protagónico en el filme erótico francés "Emanuelle" falleció a los 60 años.

18 DE OCTUBRE, 2012 - La actriz holandesa Sylvia Kristel, que protagonizó, entre las muchas películas eróticas en las que participó, el famoso filme francés "Emannuelle" en la década de los setenta, ha fallecido a consecuencia de un cáncer a los 60 años de edad, informa este jueves su página web. La actriz, enferma durante meses de un cáncer de esófago, murió mientras dormía.
18 DE OCTUBRE, 2012 - La actriz holandesa Sylvia Kristel, que protagonizó, entre las muchas películas eróticas en las que participó, el famoso filme francés "Emannuelle" en la década de los setenta, ha fallecido a consecuencia de un cáncer a los 60 años de edad, informa este jueves su página web. La actriz, enferma durante meses de un cáncer de esófago, murió mientras dormía.
Por EFE 1 de agosto de 2014

La actriz holandesa Sylvia Kristel, que protagonizó, entre las muchas películas eróticas en las que participó, el famoso filme francés "Emannuelle" en la década de los setenta, ha fallecido a consecuencia de un cáncer a los 60 años de edad, informa este jueves su página web. La actriz, enferma durante meses de un cáncer de esófago, murió mientras dormía.
Kristel, que será enterrada en la intimidad, fue pareja de Hugo Claus, con quien tuvo a su hijo Arthur, y en los últimos años fue "muy feliz" junto a Peter Brul, según la citada página.
La actriz ganó fama internacional por su papel en "Emmanuelle", dirigida en 1973 por Just Jaeckin y que tuvo gran éxito internacional, y apareció también en varias de sus secuelas.
Participó igualmente en unas cincuenta películas eróticas internacionales, muchas de ellas de contenido sexy y atrevido para la época.
Sylvia Kristel inició su carrera como modelo adolescente, y en 1972 fue elegida Miss TV Europe, lo que la dio a conocer en el mundo de la producción cinematográfica. Otros papeles destacados fueron el de Lady Chatterley en una película que adaptaba la famosa novela del mismo nombre de D. H. Lawrence, o el de Mata Hari, en un filme sobre la vida de esa espía.
En los años setenta inició una relación con el escritor Hugo Claus, con quien tuvo a su hijo Arturo. En la segunda mitad de los setenta sufrió algunos problemas de adicción a las drogas y al alcohol.
En 2003 padeció un cáncer de garganta del que llegó a recuperarse, y tras el cual pudo participar en nuevas producciones. En los últimos años se había instalado en Amsterdam, donde exponía ocasionalmente sus pinturas.