Pacquiao cree tener "instinto asesino"

"La agresividad y el instinto asesino lo tengo, pero a veces soy demasiado cortés con mi oponente", señaló Pacquiao.

Manny Pacquiao.
Manny Pacquiao.
Crédito: Getty Images
Por AP 19 de agosto de 2014

NUEVA YORK— Manny Pacquiao se dice dispuesto a demostrar que tiene todavía un "instinto asesino", en su pelea contra Timothy Bradley.
Pacquiao visitó el miércoles la ciudad de Nueva York, como parte de una gira para promover su revancha con Bradley, prevista para el 12 de abril en Las Vegas. Bradley venció a Pacquiao en 2012, en una decisión dividida que suscitó una andanada de críticas.
El martes, en una conferencia de prensa en el sur de California, Bradley dijo que Pacquiao, de 35 años, tiene todavía talento, pero "su instinto asesino se ha ido".
Entrevistado por The Associated Press, el ex monarca de los wélter dijo que toma las declaraciones de Bradley como un desafío.
"La agresividad y el instinto asesino lo tengo, pero a veces soy demasiado cortés con mi oponente", señaló Pacquiao. "Para esta pelea, él me ha desafiado a hacer esto. En esta pelea lo tendrá".
Pacquiao (55-5-2, con 38 nocauts), tenía previsto asistir al partido de los Knicks de Nueva York en el Madison Square Garden por la noche. Luego, se presentaría en un programa de ESPN.
El filipino, quien es legislador en su país, cayó ante Bradley y seis meses después sufrió uno de los nocauts más aparatosos en la historia reciente, ante el mexicano Juan Manuel Márquez. No peleó durante casi un año, antes de imponerse a Brandon Río por fallo unánime en noviembre.
Durante ese tiempo consiguió la reelección, sin enfrentar opositores, y ayudó también a una candidatura de su esposa.
"No pierdo mi pasión ni mi deseo de pelear", comentó. "Todo es parte del boxeo. A veces ganas y en otras pierdes".
Pacquiao dijo que, a los 35 años, ha modificado su rutina de entrenamiento para darse más tiempo libre, pero sus entrenamientos son tan intensos como siempre. Sin embargo, contempla el retiro en dos o tres años.
"Siento en mi cuerpo que todavía puedo pelear, gracias a Dios", expresó.
Su plazo para abandonar los cuadriláteros no deja mucho tiempo para la pelea que han añorado muchos aficionados: Pacquiao contra Floyd Mayweather.
Los dos púgiles jamás han podido pactar la pelea, y los representantes de ambos se han culpado mutuamente por el hecho de que no se realice el combate. Pacquiao dijo haber sugerido que los dos se enfrentaran por una causa caritativa.
"Mi línea telefónica está disponible las 24 horas del día y los siete días de la semana", aseguró. "Él nos puede llamar para decir, 'sí, me encantaría pelear'''.