Neymar se recupera de fractura en casa

Neymar llegó en una ambulancia que lo transportó desde un helipuerto próximo hasta su casa.

Neymar llegó a su residencia donde era esperado por decenas de aficionados.
Neymar llegó a su residencia donde era esperado por decenas de aficionados.
Crédito: EFE
Por EFE 4 de agosto de 2014

SAO PAULO -- El delantero de la selección brasileña Neymar llegó el sábado a su residencia, en la ciudad de Guarujá (Litoral Paulista), donde era esperado por decenas de aficionados, que con carteles de mensajes solidarios vitorearon su nombre.
El atacante abandonó esta tarde en un helicóptero de una empresa privada de seguros médicos la concentración de la selección brasileña en la serrana ciudad de Teresópolis (estado de Río de Janeiro) para iniciar en casa su recuperación después de la lesión sufrida el viernes en los cuartos de final del Mundial de 2014.
Neymar llegó en una ambulancia que lo transportó desde un helipuerto próximo hasta su casa, ubicada en un conjunto residencial de lujo en el barrio de Playa Pernambuco y donde tiene entre sus vecinos al exastro Pelé.
En el partido ante Colombia por los cuartos de final, que se disputó en Fortaleza (nordeste) con victoria por 2-1 de los dueños de casa, Neymar salió a los 86 minutos después de recibir una falta del lateral colombiano Camilo Zúñiga que le provocó una lesión en una vértebra.



La lesión, según el médico de la selección, José Luiz Runco, le tomará al delantero entre tres y seis semanas de recuperación y Neymar prefirió entonces tratarse en casa, junto a su familia.
Las calles vecinas a la residencia tuvieron que ser privadas de la circulación normal de vehículos por la presencia de decenas de personas que se aglomeraron para aguardar la llegada del joven ídolo, que en un vídeo en el sitio de internet de la confederación Brasileña de Fútbol (CBF) transmitió un mensaje a sus seguidores.
En el mensaje, Neymar lamentó que fue "sacado" del Mundial, pero aclaró que el sueño de ser "campeón mundial" todavía "no acababa" y por eso deseó suerte a sus compañeros en los próximos dos partidos de la "canarinha".
Brasil y Alemania disputarán el martes en el estadio Mineirao, de Belo Horizonte, una de las semifinales de la Copa del Mundo.