El escándalo del fichaje de Neymar

Una vez que el Presidente del Barcelona confirmó lo que se pagó por Neymar, se ha desatado la caja de los truenos en el Santos.

Neymar Da Silva.
Neymar Da Silva.
Crédito: EFE
Por EFE 13 de agosto de 2014

SAO PAULO- El presidente del Santos brasileño, Odílio Rodrigues, afirmó que estudiará la posibilidad de pedir más dinero al Barcelona por la transferencia de Neymar en caso de que crea que le corresponda.
Rodrigues dijo que si los desembolsos que supuestamente hizo el Barcelona a la familia de Neymar formaron parte de la transferencia, pedirá su parte de la comisión.
"Si el Santos identifica que ese valor pagado por el jugador hace parte del valor de la transferencia, el Santos tiene derecho al 55 % de esa cuantía", comentó Rodrigues a periodistas.
El diario español El Mundo publicó hoy contratos suscritos entre el Barcelona y Neymar, en poder del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, según los cuales el valor total de la operación ascendió a 95 millones de euros y no los 57 que declaró oficialmente.
De esos 57 millones de euros, el Santos recibió 17 millones de euros y el resto fue destinado a otros dueños de los derechos federativos del jugador, además de a comisiones al propio Neymar.
Los documentos, suscritos entre noviembre de 2011 y septiembre de 2013, incluirían "tres comisiones millonarias destinadas a la familia de Neymar y que hasta ahora permanecían ocultas".
La publicación asegura que el padre del futbolista percibiría 2 millones de euros por la búsqueda de nuevas promesas del Santos, 4 millones por la labor de captación de contratos de publicidad de empresas brasileñas y otros 2.5 que se destinarían a "ayudar a los niños de las favelas de Sao Paulo".
"Se trata de acuerdos ficticios para camuflar los verdaderos ingresos del futbolista", reza el texto.
Asimismo, el Barcelona, que ya habría pagado una "prima de fichaje no declarada" de diez millones de euros, estableció una cláusula de blindaje por la que Neymar se asegurará cobrar "a lo largo de su contrato un mínimo de 54 millones de euros brutos".
El padre del futbolista "percibirá una comisión del 5 % sobre los citados 54 millones", es decir, 2.6 millones de euros.
Tras el estudio de los documentos, la Fiscalía Anticorrupción atribuye a los dirigentes del Barcelona "la simulación de contratos" para fichar a Neymar y advierte indicios de un delito de "apropiación indebida en su modalidad de distracción", concluye la información.