Candente, Argentina vs. Paraguay

Un millar de policías resguardará los alrededores y el interior del estadio.

El control comenzará siete horas antes de la hora prevista para el partido, al que asistirán 50,000 espectadores.

El control comenzará siete horas antes de la hora prevista para el partido, al que asistirán 50,000 espectadores.

BUENOS AIRES - Unos 985 policías con 50 automóviles y 30 motocicletas formarán parte de la seguridad en los alrededores y dentro del estadio Mario Alberto Kempes, de la ciudad de Córdoba, cuando este viernes se enfrenten Argentina y Paraguay en la séptima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2012.

El control comenzará siete horas antes de la hora prevista para el partido, al que asistirán 50,000 espectadores, de ellos 2,500 paraguayos, quienes agotaron los boletos este jueves.

Los espectadores solamente podrán llegar al estadio, tras varios controles, con la entrada y el Documento Nacional de Identidad en su poder, siempre y cuando no vistan indumentaria deportiva de clubes, advirtieron las autoridades locales.

La organización pondrá en práctica el denominado "derecho de admisión", debido a lo cual se impedirá la entrada al escenario deportivo de aficionados que tengan antecedentes violentos en el fútbol argentino.

Boletín de Noticias

Suscríbete a nuestros boletines de noticias


blog comments powered by Disqus

Telemundo Local da la bienvenida a una discusión amena y cortés mientras usted siga las Normas de Conducta establecidas en nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son evaluados previo a publicarse. Usted acepta que cualquier cosa que publica puede ser utilizada, junto con su nombre y foto de perfil, en conformidad con nuestra Política de Privacidad y la licencia que usted nos concede conforme a nuestros Términos de Servicio. Los comentarios no son monitoreados por lo que éste no constituye un medio para contactar la estación. Por favor, visite nuestra página de Contacto para obtener el email, dirección o número de teléfono si desea contactar la estación.